El grupo de 0 a 3 años



El grupo de 0 a 3 años de La Casa del Baobab es el corazón de la casa.


Cómo trabajamos:Con esta edad tenemos nuestra pedagogía se fundamenta en dos pilares fundamentales: el pilar del afecto, del apego, y el pilar del movimiento y el juego libre.


La relación de apego: es muy importante para nosotros, como pilar esencial, cuidar el aspecto afectivo del niño menor de 3 años. Lo más importante a esta edad es que el niño mantenga una relación de apego segura; a través de este vínculo afectivo cuidado y alegre el niño puede entonces jugar, moverse, aprender, descubrir y salir al mundo con la seguridad de que va a ser acogido en el momento en que lo necesite. Por eso es tan importante la ratio. Por eso es tan importante mantener 4 niños por maestra. A esta edad lo que más hemos de cuidar es que el niño esté bien emocionalmente. Desde ahí puede entonces explorar y salir al mundo, sentirse seguro, y fortalecerse en su experiencia. Toda la responsabilidad en esta edad recae sobre el adulto. El adulto debe estar feliz, debe crear un ambiente adecuado, tanto físico como anímico, brindando una atención afectuosa al niño siempre que lo necesite.


El movimiento y juego libres: el segundo pilar, es el del movimiento y el juego libre. Una vez establecida una relación de apego, una vez que el lado afectivo está cubierto, entonces el niño explora y desarrolla desde sí mismo lo que necesita. Ahí el adulto no interviene, su papel es crear un ambiente tranquilo y cuidado a través de su presencia y de una atención cálida, y a la vez crear un ritmo, una respiración armónica a lo largo del día, a través de las distintas rutinas. Estas rutinas, con canciones, juegos de dedos y pequeños corros, dan al niño un orden temporal, y a la vez constituyen una especie de respiración, con momentos de expansión y momentos más tranquilos.

En el movimiento y el juego libre el niño encuentra lo que necesita. El niño se esfuerza, ganando una confianza esencial en sí mismo, en lo que puede hacer por sí mismo. Logra con ello fortalecer su cuerpo y una alegría muy especial por ir siendo capaz de avanzar en los extraordinarios logros que se suceden en estos primeros tres años. En La Casa del Baobab tratamos de que el ambiente que crea el adulto permita al niño desarrollar su voluntad, estando siempre en contacto consigo mismo y estando siempre que lo necesite atendido y cuidado.


Los ritmos y el papel del adulto: en esta edad hay dos aspectos que no podemos desatender nunca, uno es el ambiente y el otro la imitación. En ambos el adulto ha de jugar un papel activo. La imitación nos sitúa en la responsabilidad de cuidar nuestras acciones y nuestra presencia con los niños. El adulto debe comportarse y hacer cosas dignas de imitación. En las labores que hace el adulto (cuidar el espacio, manualidades, trabajos artísticos, preparar alimentos...) debe mantener presencia y alegría. Debe de presentar procesos reales y con sentido frente a los niños, que tengan un principio y un final. Por otra parte el adulto en La Casa del Baobab va llevando al grupo a través de los ritmos del día, de la semana, del mes, y de la estación. Es una manera de ayudar al  niño a integrar la dimensión temporal. Este ritmo lo van haciendo propio, sabiendo mediante las distintas rutinas, qué es lo que va a continuación, dándoles mucha tranquilidad y ayudándoles a crear un orden interno. Los ritmos son también fortalecedores de la salud y la voluntad.

     VOLVER      EL JUEGO      LA COMIDA      EL DESCANSO      

BIENVENIDA    LA CASA    GRUPO 0-3    GRUPO 3-6    FORMACIÓN    PEDAGOGÍA    NOSOTROS     Contacta